Helado Casero de Sandía Sin Azúcar

Helado casero de sandía sin azúcar
Review!
(Total: 1)
Resumen
Nombre de la receta
Helado Casero de Sandía Sin Azúcar
Author Name

Helado Casero de Sandía Sin Azúcar

La sandía (o patilla, como es conocida también en algunos países) es una de las frutas más populares en todo el mundo. A pesar de que su procedencia originaria sea en África, al día de hoy, cuenta con presencia mundial. Si bien la sandía se suele consumir entera o en jugo, también puede hacerse helado de sandia.

receta de Helado casero de sandía sin azúcar
Dificultad: Principiante Porciones: 4 Calorías: 105 Kcal

Ingredientes para el helado casero de sandía sin azúcar

No es muy común que la sandía se prepare en helado, se suele comer en las formas que mencionamos al principio. Sin embargo, puede hacerse también en helados. Al igual que otras frutas, el helado de sandía puede prepararse de dos maneras. La cual, la opción más fácil es la de helado de hielo tradicional con sabor a sandía y el helado cremoso de sandía. Ambos pueden ir fácilmente sin azúcar, con algún otro edulcorante como sustituto, para una opción más saludable. Estos son los ingredientes:

Pasos de preparación

El helado de hielo de sandía es muy fácil de preparar, simplemente haz como si fueses a hacer un jugo de sandía. Y añádele suficiente edulcorante de tu preferencia, es importante que le agregues un poco más de lo que tú crees. Ya que al momento de congelarse, los helados suelen perder un poco el dulzor. Luego echas el líquido en vasos pequeños o en moldes de polos (paletas), en lo que respecta al cremoso, es como sigue:

  1. Cortaremos la sandía y separaremos de la corteza y de las semillas, nos quedaremos con, al menos, unos 500 g de la fruta.

  2. Luego, los trozos de sandía los vamos a llevar al congelador durante un tiempo hasta que se congelen, mínimo, unas 6 horas. Pero lo mejor en este caso, es dejarlos toda la noche.

  3. Después agarramos la fruta y la echamos en una licuadora, seguidamente añadimos también la leche de coco y el yogurt. Esto lo haremos poco a poco, mientras que se van licuando los ingredientes. No hay que echar todos los ingredientes de una vez.

  4. Cuando los ingredientes estén perfectamente mezclados, ya podemos comer el helado. Sin embargo, es posible que durante la licuada, se haya derretido un poco. De ser así y quieres el helado más duro, puedes meterlo en el congelador durante un rato. En caso de que no, ya puedes comerlo enseguida.

Información nutricional

Cantidad por porción
Calorías 105kcal
Calorías de grasa 0.2kcal
% Valor diario *
Carbohidratos totales 16g6%
Azúcares 12g

* Los valores porcentuales diarios se basan en una dieta de 2000 calorías. Su valor diario puede ser mayor o menor dependiendo de sus necesidades calóricas.

Notas

Notas sobre el helado

En lo que respecta a la leche de coco y el yogurt, puede ser cualquiera de los dos, pero en este caso, colocamos ambos ingredientes. Recomendamos esto ya que al estar ambos en la misma mezcla, hará que tu helado quede más cremoso y con mayor consistencia. Lo que lo hará más provocativo. La leche de coco incluso puede ser sustituible por alguna otra leche vegetal, como la de almendra o la leche de vaca común. Esta última opción si no tienes problemas en consumirla.

🍨: Receta de Helado casero de sandía sin azúcar

¿Te gusto esta receta?

Comparte esta receta en Instagram

Comparte esta receta en Pinteres

pinit